Cursos y talleres

Uno de mis maestros decía: «si algo es bueno vale para todo», refiriéndose a la transversalidad de los conceptos positivos, como la serenidad, que es buena para todas las situaciones y ámbitos de la vida. También es fundamental imprimir claridad en nuestra hoja de ruta vital, en nuestro medio laboral, en nuestras relaciones personales y afectivas. Es preciso aprender a ubicarse internamente, ampliando espacios en el cuerpo ante cualquier situación, llegando a ser capaces de gestionar nuestras emociones y tomar perspectiva, para generar una manera de vivir mas allá de las limitaciones que aprendimos, realmente libres, porque… No es lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa.

Las consecuencias de los que nos sucede en la vida depende más de cómo respondamos ante las situaciones y no de los acontecimientos en sí mismos. Por ejemplo, si te despiden, puedes tomártelo de varias maneras, como un varapalo, o como una oportunidad para cambiar de rumbo en tu vida profesional. El hecho no se puede cambiar, nuestra actitud sí. Y está claro que con un talante derrotista no se lo ponemos fácil a la vida.

“Si el espíritu es el objetivo de estudio de tu espíritu, ¿cómo evitas la confusión?”

Koan Zen

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies